Questo sito usa cookie per fornirti un'esperienza migliore. Proseguendo la navigazione accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra OK
ambasciata_madrid

PRESIDENCIA ITALIANA DE LA OSCE EN EL 2018: PRIORIDADES Y PROGRAMA

Data:

12/01/2018


PRESIDENCIA ITALIANA DE LA OSCE EN EL 2018: PRIORIDADES Y PROGRAMA

Por decisión unánime de los Estados participantes de la OSCE, Italia fue elegida en 2016 para asumir la Presidencia de turno de la Organización en 2018. Del 1 de enero al 31 de diciembre de este año nuestro País será el responsable de coordinar el proceso decisional y de establecer las prioridades de la actividad de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Para llevar a cabo su cometido, la Presidencia italiana cuenta con el apoyo de la Presidencia saliente (Austria) y de la Presidencia designada para 2019 (Eslovaquia). Las tres Presidencias trabajan conjuntamente en el marco de la “Troika OSCE”. Las funciones de Presidente en Ejercicio de la OSCE corresponden al Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional.

En calidad de Presidente designado para 2018, Italia ocupó en 2017 la Presidencia del Grupo de Contacto con los seis países socios mediterráneos de la OSCE, y asumirá en 2019 la Presidencia del Grupo de Contacto con los cinco países socios asiáticos de la Organización.

Además, desde el 1 de octubre de 2017, Italia preside el Comité Asesor en asuntos de Gestión y Financieros de la OSCE, función que es atribuida al País designado como Presidente entrante.

El próximo Consejo Ministerial de la OSCE tendrá lugar en Milán el 6 y 7 de diciembre bajo la Presidencia italiana.

 

La acción de Italia en su periodo de Presidencia de la OSCE se basará en las siguientes prioridades:

• Apoyo político, manteniendo la continuidad con la acción de las anteriores Presidencias, a los esfuerzos para la búsqueda de una solución a la crisis ucraniana basada en los acuerdos de Minsk y manteniendo una estrecha colaboración con el “Formato de Normandía”. Al mismo tiempo se prestará atención prioritaria al papel de la OSCE en los conflictos prolongados (Nagorno-Karabaj, Transnistria, Georgia: Abjasia y Osetia).

• Mayor enfoque sobre los desafíos y las oportunidades procedentes del Mediterráneo, migraciones incluidas, como evidenciado en la Conferencia Mediterránea de la OSCE celebrada en Palermo el 24 y 25 de octubre de 2017 (http://www.osce.org/event/2017-osce-mediterranean-conference).

• Orientación pro-activa sobre las “tres dimensiones” de seguridad de la OSCE (político-militar, económico-medioambiental, derechos humanos) y sobre los nuevos desafíos transnacionales (terrorismo, seguridad informática, lucha contra los tráficos ilícitos, desde el narcotráfico al tráfico de bienes culturales).

• En el marco de la Primera Dimensión (político-militar) se prestará especial atención a la profundización del “diálogo estructurado sobre desafíos y riesgos presentes y futuros para la seguridad regional”, finalizado a promover al restablecimiento de un clima de confianza entre los Estados participantes, fomentando el debate sobre la evolución de la seguridad en Europa y sobre las modalidades de recuperación de un nivel adecuado de “seguridad cooperativa”.

• La Presidencia italiana de la OSCE se propone además continuar el trabajo desarrollado por la Presidencia austriaca (2017) y por la Presidencia alemana (2016) en lo relativo al fortalecimiento de la Segunda Dimensión (económica y medioambiental) de la OSCE, un entorno en el que los intereses comunes y menos divididos pueden contribuir a fortalecer un clima de cooperación potencialmente útil también en ámbitos más complejos. Italia mira a fortalecer el dialogo sobre cuestiones como la promoción del progreso económico y de la seguridad por medio de la innovación, el capital humano, el buen gobierno y la transición energética verde.

• Importancia prioritaria tendrá también la Tercera Dimensión (derechos humanos), desde el convencimiento de que el respecto de los derechos, de las libertades fundamentales y del estado de derecho está relacionado de forma imprescindible con nuestra seguridad. La Presidencia italiana quiere promover la universalidad e indivisibilidad de los derechos fundamentales, así como la lucha contra cualquier forma de discriminación e intolerancia. Especial atención será prestada a la lucha contra la trata de seres humanos.

 

Italia y la OSCE

Desde la creación en 1975 de la CSCE (Conferencia para la Seguridad y la Cooperación en Europa, convertida en OSCE en 1995), Italia apoya decididamente el papel desarrollado por la Organización para mantener la seguridad en la amplísima regional que se extiende desde Vancouver hasta Vladivostok y para promover el diálogo y la cooperación entre todos los Países participantes.

Italia es actualmente uno de los mayores contribuyentes de la Organización, tanto en términos financieros como de recursos humanos.

Nuestro País es el tercer contribuyente –junto con Reino Unido y Francia y a poca distancia de Estados Unidos y Alemania- al presupuesto ordinario de la OSCE, al que aporta un 9,3% de la cuota destinada a las Instituciones y un 11% de la cuota destinada a las Misiones (Field Operations). A las contribuciones ordinarias se añade el pago de las integraciones a su cargo por los más de 60 funcionarios italianos destinados a prestar servicio en la Organización, por la financiación de la participación italiana en las misiones de observación electoral de la OIDDH (Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos) y por los proyectos extrapresupuestarios de la OSCE. En el marco de estos proyectos tiene especial relevancia la aportación de Italia a la financiación de la Misión Especial de Observación en Ucrania (SMM), a la que Italia participa con más de 20 observadores.

En términos de recursos humanos, Italia ocupa actualmente el primer lugar por número de funcionarios adscritos a la OSCE, con un 10% del total (sin tener en cuenta la Misión Especial de Observación en Ucrania) y ocupa uno de los cuatro cargos directivos de la Organización, con el Embajador Lamberto Zannier -que fue Secretario General de la OSCE de 2011 a 2017- en calidad de Alto Comisionado para las Minorías Nacionales.

Además, desde el 1 de enero de 2016, el italiano Roberto Montella ocupa el cargo de Secretario General de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE (http://www.oscepa.org).


733